Logotipo Aroa Merino Psicología General Sanitaria

Psicología y Psicoterapia

En un momento en el que la salud mental está en boca de todos, cada vez somos más conscientes de la importancia que esta tiene en nuestro bienestar general, pero a veces la descuidamos. En un mundo lleno de desafíos y estrés, nuestras emociones pueden convertirse en un laberinto complicado, y nuestros pensamientos pueden jugar trucos en nuestra mente. En estos momentos, es donde la psicoterapia puede brillar como una luz en la oscuridad, ofreciendo orientación y apoyo.

“Pero, ¿y si no tengo nada grave? Todavía no me siento tan mal.” Una frase que puede ser común en nuestro entorno, ya que, aunque haya más conciencia sobre la salud mental, muchos no sabemos cuando es buen momento para acudir. O podemos pensar que no lo necesitamos. Pero, lo cierto es que la psicoterapia no solo es para personas con trastornos mentales graves; es un recurso valioso para cualquier persona que busque apoyo en su bienestar emocional y mental.

Es importante tener presente que no hace falta sentir que te hundes para acudir a terapia. Si sientes que tienes conductas, pensamientos o sentimientos que te generan malestar, dificultades para avanzar en algún ámbito de tu vida o sientes un malestar que afecta a tu funcionamiento en el día a día, quizá plantearte acudir a terapia resulte una buena opción.

Si no logras reducir tu nivel de ansiedad, estás desganado y/o desmotivado, estás atravesando un duelo complicado, tienes problemas de pareja, tienes pensamientos recurrentes que te generan malestar… o estás atravesando por cualquier otra situación que te genere sufrimiento, tal vez sea una herramienta apropiada. 

La psicoterapia puede proporcionar un punto de vista diferente del problema, al igual que ayudar a conocerse uno mismo. Y si cuando tenemos fiebre no tenemos problemas para acudir al médico, ¿por qué ponemos tantas pegas cuando se trata de situaciones que afectan en nuestro día a día y no sabemos como solucionar? El primer paso es siempre el más difícil, pero si es para nuestro cuidado, merece la pena.

Quien soy?                Servicios               Contacto